El manejo adecuado de la alimentación de las cerdas durante la gestación es crucial para el éxito de las operaciones reproductoras, de la inseminación al destete y del nacimiento al mercado. Puede ser que usted no sea responsable de formular las dietas que reciben las cerdas, pero si usted es responsable por el cuidado diario de las cerdas, usted juega un rol importante en garantizar que un programa de alimentación sea exitoso.

Supervisar los costos y la economía en la alimentación siempre es importante, pero es especialmente crítico con los precios volátiles de hoy. Normalmente, la alimentación abarca de dos tercios a tres cuartos del costo total para producir una cerda para el mercado. Cada cerda consumirá aproximadamente 1 tonelada de alimento, 60 por ciento o más de lo que se come durante la gestación. Por lo tanto, sobrealimentar a las cerdas puede convertirse rápidamente en algo muy costoso. Sin embargo, es importante que las cerdas reciban suficiente alimentación para garantizar la ingesta adecuada de nutrientes para su propio mantenimiento y crecimiento, así como el desarrollo mamario y el crecimiento de las crías en desarrollo. Los niveles adecuados de alimentación de una dieta de gestación correctamente formulada asegurarán que se llenen esas necesidades de nutrientes.

La razón más importante de por qué usted necesita proporcionar la cantidad correcta de alimentación a cada cerda durante la gestación es que tiene una influencia directa en el rendimiento de la cerda durante la reproducción, lactancia y el siguiente período reproductivo. 

Las cerdas que están sobre acondicionadas al entrar al galpón de reproducción tendrán una dificultad incrementada para la reproducción, una ingesta de alimentos de producción de leche reducida (que da como resultado una producción de leche de calidad potencialmente más baja), aplastamiento de más lechones y son más susceptibles a la tensión por calor. Estas cerdas estarán en una mala condición al salir de la reproducción, será difícil que se reproduzcan luego del destete y tendrán una mayor mortalidad embrionaria luego de su inseminación. 

Las cerdas delgadas frecuentemente comen bien durante la lactancia, pero puede ser que sea difícil inseminarlas luego de haberse reproducido. Si logra que la cerda se insemine, son comunes las tasas bajas de concepción y los subsecuentes tamaños reducidos de los lechones. En casos severos, puede aparecer el “síndrome downer-sow” [Síndrome de cerda caida] que puede ocurrir debido a un catabolismo aumentado del almacenamiento de calcio y fósforo propio de la cerda para respaldar la producción de leche, lo que da como resultado la fractura de los huesos.

El manejo adecuado para aumentar el número de cerdas que entran a la caja de reproducción en condición ideal, que es de 17 mm a 21 mm grasa en el lomo, involucra el recuento del peso corporal de la cerda y la condición de su organismo a principios de la gestación y del establecimiento correcto de los niveles de alimentación. Es común identificar cerdas extremadamente delgadas o extremadamente gordas y por consecuencia, ajustar la ingesta de alimentos para ellas, pero ¿toma usted en cuenta el peso corporal de la cerda? Aproximadamente del 60 al 75 por ciento de las necesidades de energía de la cerda se utiliza para mantener el tejido corporal, que se relaciona directamente con el peso corporal. Una balanza puede determinar directamente el peso de la cerda, pero pesar a cada cerda podría no ser algo práctico en la granja, por lo que una alternativa aceptable es utilizar una medida de cinta especial para estimar el peso corporal de la cerda.

La condición corporal puede evaluarse si utiliza un sistema de puntuación de condición corporal de 1 a 5, con 1 siendo extremadamente delgada, 3 ideal y 5 extremadamente obesa. Las investigaciones han demostrado que ocurre una variación considerable con la puntuación de la condición corporal y los niveles de gordura reales, por lo que es más consistente y exacto medir la condición corporal si utiliza un digitalizador de grasa en el lomo.

Trabaje con el nutricionista de la granja para desarrollar una tabla de alimentación para las cerdas que están en período de gestación que sea similar a la tabla adjunta. Considere la densidad de energía de la dieta, así como la genética del hato de inseminación y las condiciones del ambiente de los albergues. Como usted puede observar, utilizar dicha tabla permite una determinación de alimento individual que es rápida y fácil para determinar el nivel de alimentación adecuado para una cerda, utilizando su peso corporal y los datos de su condición. Al final, esta acción debería incrementar el porcentaje de cerdas que entran a la caja de reproducción en excelente condición, lo que puede reducir los problemas de manejo de cerdas y lechones e incrementar el rendimiento reproductivo de la cerda.


Opciones para determinar la ración de alimentación diaria.

Aquí se reflejan los niveles de ración de alimentación diaria para las cerdas en gestación utilizando los datos del peso corporal y la condición de la cerda. Para determinar el peso de la cerda utilice la medición de la cinta de costado a costado o una balanza real, luego utilice el nivel de grasa del lomo digitalizado para reflejar la condición corporal.

Usted debería comenzar el régimen de alimentación seleccionado, al seguir la digitalización de grasa del lomo hasta el día 101 de la gestación.