Las condiciones del mercado han reducido significativamente la rentabilidad de la producción de cerdos en los últimos dos años, debido grandemente a incrementos sin precedentes de los costos por insumos. Aunque la reacción inicial en momentos como éstos podría ser economizar para reducir costos, el mejor plan es evaluar las diferentes áreas de costos y rentabilidad y determinar la forma para tener una producción más eficiente de cerdos. Un área que se debe evaluar es el uso y el gasto de energía.

Existen varias oportunidades para poder utilizar la energía más eficientemente, por ende, reduciendo así los costos de energía mientras hace que su operación sea “más eficiente y conveniente para el medio ambiente”. Con un incremento significativo en los costos del gas propano (el cual es tres veces más que hace doce años) y la electricidad, usted puede obtener ahorros sustanciales al evaluar e invertir en formas que mejoren la ventilación, la calefacción, la iluminación y el equipo.

En un galpón de cerdos típico, el 85 a 90 por ciento de la pérdida de calor está asociado con la ventilación. El manejo inadecuado de la ventilación, ya sea que proporcione muy poco o demasiado intercambio de aire, puede ser costoso. Sin embargo, reducir los costos por ventilación por debajo de las cantidades mínimas recomendadas en invierno, no es la respuesta.

El primer paso es observar a los cerdos para determinar si están cómodos – los cerdos deben estar recostados sobre sus lados y levemente tocándose entre sí, es lo ideal. Los animales expulsan calor al ambiente por medio de convección (movimiento de aire), conducción (contacto con la superficie del piso y las paredes), evaporación (humedad) y radiación (que no se tenga contacto con las superficies). Por lo que tome en cuenta todas esas áreas, cuando esté evaluando los galpones y la comodidad del animal. (Consulte la gráfica adjunta).

Muchos galpones que yo visito durante los meses de invierno se mantienen a temperaturas que son demasiado altas, lo que se gasta gas propano y hace que el dinero se esfume. Sobrecalentar un criadero de 1,000 cabezas en tan sólo en 4° F, incrementa los costos de calefacción anuales en aproximadamente un 50 por ciento. (Consulte la tabla adjunta).

Para cerdos adultos/etapa final, mantenga las temperaturas del lado frío para estimular la ingesta de comida. Evitar las oscilaciones severas en la temperatura (10° F o más) realmente es más importante para mantener la comodidad y la salud del animal que la temperatura en términos generales. Sin embargo, si mantiene las temperaturas por debajo de la zona de confort de los cerdos, se utilizará un consumo incrementado de ingesta para mantener la temperatura del cuerpo, ocasionando que la eficiencia de la alimentación se desplome.

Haga una revisión para determinar si el aire está entrando al galpón por las entradas designadas o por cualquier otro lugar. Asegúrese que las entradas estén adecuadamente establecidas y que el aire no se esté filtrando por otras fuentes. Las cortinas que estén inadecuadamente ajustadas o que no brinden un traslape adecuado cuando se cierran (por lo menos 3 pulgadas) pueden servir para hiperventilar los galpones. Vea que los calefactores y los ventiladores de escape estén adecuadamente establecidos entre sí y que los sensores de temperatura estén correctamente ubicados. Esto ayudará a cubrir las necesidades de temperatura de los cerdos durante de los meses fríos de invierno, sin desperdiciar energía. Proporcione compensación suficiente del calefactor (1.5° F) para evitar que las temperaturas deseadas vayan más allá de lo deseado. Tener muy apretada la compensación del calefactor puede dar como resultado que el escape de los ventiladores se dispare muy rápidamente y que trabajen alternativamente con calefactores, lo que incrementa enormemente los costos de energía. Los calefactores demasiado grandes son menos eficientes que los de medidas adecuadas y pueden contribuir a que las metas de temperatura vayan más allá de lo deseado y de ir en contra de ventiladores de la primera etapa. Asegúrese que los ventiladores tengan una medida adecuada y que la curva de motor adecuada esté establecida en el controlador. Los ventiladores tienen diferentes clasificaciones de eficiencia y algunas compañías de servicios públicos ofrecen rebajas por utilizar los ventiladores de una forma más eficiente.

Evaluar los costos de energía y las oportunidades para incrementar las eficiencias de la energía puede reducir de gran manera los costos de producción mientras que mejoran potencialmente el confort del animal. Para obtener mayor información sobre cómo reducir los costos de energía y calefacción, puede ver un Seminario virtual presentado por Jay Harmon, de Ingeniería Agrícola de la Universidad Estatal de Iowa.