Puede que el destete y otras prácticas comunes de la producción porcina tengan consecuencias negativas sobre la salud y rendimiento de los cerdos. Muchos aspectos físicos del ambiente de los cerdos puede que también impacten su bienestar general. 

La luz es probablemente el aspecto físico mas ignorado del ambiente del cerdo porque la creencia general es que los cerdos son menos sensibles a la luz que algunas otras especies. De hecho, no hay un horario de luz en particular recomendado para cerdos. Sin embargo, un horario de luz definido puede proveer una herramienta de manejo no invasora y fácil que podría ser usada a través de diferentes fases de la producción.           

A través de los años, los resultados de investigación relacionados con la luz han sido contradictorios.  ¿Tiene alguna influencia el largo del día sobre la reproducción, fisiología y rendimiento de los cerdos? No se sabe realmente.

Resultados de investigaciones recientes sugieren que un horario fijo de luz puede mejorar la productividad y función inmune del cerdo. Muchos productores en Europa (específicamente Dinamarca) usan un horario de 16 horas de luz en las áreas de inseminación y gestación.  Nuestra investigación ha mostrado que una exposición corta, ya sea 8 horas o 16 horas, de luz durante la gestación puede influir sobre la fisiología y rendimiento de la cerda. Pero tal vez más importante, es que ha mostrado un impacto sobre la fisiología de los cerditos.   

Datos de nuestro laboratorio en la Universidad de Illinois muestran que la luz puede impactar el rendimiento y fisiología de los cerditos dependiendo de la edad del cerdito a la hora del destete. Nosotros evaluamos el efecto de 250 lux, proveído al nivel del ojo del cerdo.

El peso corporal y respuesta inmune en los cerdos que fueron destetados temprano (a los 14 días de vida) y tarde (a los 28 días de vida) fue afectada por la cantidad de luz que recibieron. Más específicamente, la cantidad de luz a la que un cerdito esta expuesto influyo en su respuesta inmune hasta por lo menos 10 semanas de edad (al final del estudio). Es importante notar que hubo una interacción fuerte entre la edad del cerdo y su respuesta a la exposición a la luz en términos del impacto sobre varios aspectos del sistema inmune.  

Por ejemplo, la habilidad de las células inmunes – las cuales son responsables por producir los anticuerpos (células B) – para dividirse, son estimuladas por 8 horas de luz en cerdos a las 8 semanas de vida. Los cerdos destetados a los 14 días de edad y expuestos a solo 8 horas de luz tienen respuestas más altas de las células B que sus homólogos que fueron destetados a los 14 días pero mantenidos en 16 horas de luz. Por el contrario, cerdos que fueron destetados a los 28 días de vida y que recibieron 16 horas de luz tuvieron números totales de linfocitos más altos y un porcentaje más alto de células T que se estaban dividiendo. Es aparente que la edad al destete y la cantidad de luz a la que se exponen pueden influenciar diferentes aspectos del sistema inmune de cerdo en crecimiento en diferentes formas.

Nuestros datos también muestran que el uso de la manipulación de la luz no solo esta influenciada por la edad al destete y la cantidad de luz a la que se exponen, pero también la medida fisiológica que usted quiere manipular. Por ejemplo, si un cerdo se desteta a los 14 días de edad, a la hora que llegue a las 10 semanas de edad, recibiendo 16 horas de luz va a aumentar su ganancia de peso corporal. 

Sin embargo, si los cerdos son destetados a los 14 días de edad y expuestos a 8 horas de luz, hasta que tengan 6 semanas de edad, su respuesta inmune estimulada viene con un costo sobre el crecimiento. Entonces, parece más lógico someter estos cerdos a 8 horas de luz hasta que tengan 6 semanas de edad, luego cambiarlos a 16 horas de luz para realzar su productividad y otras respuestas del sistema inmune para beneficiar a los cerditos.

Los cerdos que fueron destetados a los 28 días de edad y mantenidos bajo 16 horas de luz ganaron mas peso corporal hasta que ellos llegaron a las 10 semanas de edad que cualquier otro grupo de cerdos que fueron estudiados. Ellos también tuvieron un perfil inmune diferente (más balanceado) a través del estudio.

A pesar del uso potencial de la luz como una herramienta de manejo, es importante que nosotros entendamos si la estimulación inmune beneficia al cerdo conforme enfrenta desafíos en su salud a través de su vida. Esa pregunta queda por resolver; mas investigación es necesaria para definir el horario de luz ideal en varias fases de producción.

Para mientras, tal vez vale la pena exponer a los cerdos en instalaciones en confinamiento a más luz de la que ellos reciben actualmente. Por lo menos asegurarse que la intensidad  de luz sea consistente en toda la galera. Por ejemplo, el nivel debería de ser más de 50 lux (como un día soleado y claro) al nivel del ojo del cerdo.